Sí, al adquirir una plataforma corporativa estándar o marca blanca, tienes acceso a modificar el look&feel de la plataforma y aplicar los colores de tu marca, logo e identidad visual. Sin embargo, no podrás modificar la estructura de la interfaz.